Cortez Alcocer, José Manuel (Pintor)

Bibliografía

  • ARTE COLONIAL QUITEÑO, RENOVADO ENFOQUE Y NUEVOS ACTORESARTE COLONIAL QUITEÑO, RENOVADO ENFOQUE Y NUEVOS ACTORES
    QUITO, 2007, página(s): 232-234
    Carmen Fernández

Relacionados

Cortez Alcocer, José Manuel (Pintor)

Ecuador Ecuador

Datos

Fecha de nacimiento:

Fecha de fallecimiento:

Inicio de actividad: 1814

Fin de actividad: 1874

Oficios: Pintura

Siglos: XIX

Actividad en países: Ecuador

Genealogía:

Ubicación de su obra:

Es uno de los destacados pintores quiteños que ha caído en el olvido, pese a que sus obras iluminaron las dos últimas décadas del siglo XVIII.

Estaba emparentado con los destacados pintores Alcocer y su hermano legítimo y entero fue el maestro Francisco Xavier Cortez Alcocer, presbítero y capellán del la iglesia y el convento de Santa Clara de Quito.

Antes de 1874, el “maestro Cortez”, como se refieren a él los documentos, había comprado la casa de don José Sierra, ubicada en la parroquia de San Marcos, en la cantidad de novecientos pesos.Como sólo se había firmado una promesa de venta se produjo un sonado juicio porque el maestro había realizado mejoras en la vivienda.

Muy pocos testimonios han quedado sobre su obra pictórica, aunque se sabe que buena cantidad de sus cuadros fueron a parar a España donde tenían enorme demanda. Sin embargo, esta escasa información ha podido ser suplida con la proveniente de otras fuentes, como son las que han surgido por la poca seriedad que observaba el maestro en la entrega de sus trabajos. Ésta ha sido, por desgracia, una característica que ha distinguido históricamente a muchos de nuestros artistas y artesanos a quienes el habla popular quiteña ha tildado de "badulaques".

Hacia 1814 el doctor Agustín Roca, natural de la Villa de San Gil y residente en Quito, le planteó un juicio por incumplimiento a través del Alcalde Ordinario.

Roca le ganó el juicio y se apremió a Alcocer a pagar la cantidad de doscientos veinte y seis pesos. Mas, como no pudo satisfacer la deuda, terminó con sus huesos en la cárcel, además de que se le embargaron sus bienes.

Para el efecto, en diciembre de aquel año, se procedió a la tasación de su casa de San Roque, "de altos y bajos" y que "mira a los Molinos de Jerusalén". Sin embargo, este trámite judicial se complicó cuando se descubrió la existencia de un documento privado, suscrito el 8 de julio de 1812, por el cual el maestro Cortez había vendido dicha propiedad a la señora María Dolores Mogollón en quinientos veinte pesos. La casa fue finalmente rematada, el 5 de enero de 1815, en cuatrocientos veinte pesos, pero ese valor no cubrió las deudas. La obligación se canceló cuando el pintor entregó los veintiséis cuadros a los que se había comprometido.


Aviso de Privacidad © 2014 fecit antigüedades. Derechos reservados