Bibliografía

  • ARTE COLONIAL QUITEÑO, RENOVADO ENFOQUE Y NUEVOS ACTORESARTE COLONIAL QUITEÑO, RENOVADO ENFOQUE Y NUEVOS ACTORES
    QUITO, 2007, página(s): 229-231
    Carmen Fernández

Relacionados

Goríbar, Juan Xavier (Juan Miguel de la Cruz) (Pintor)

Ecuador Ecuador

Datos

Fecha de nacimiento:

Fecha de fallecimiento:

Inicio de actividad: 1745

Fin de actividad:

Oficios: Pintura

Siglos: XVIII

Actividad en países: Ecuador

Genealogía:

La vida del primogénito de Nicolás de Goríbar, Juan Xavier, siguió derroteros muy distintos. Conocido por su nombre de pila o por el de Juan Miguel de la Cruz, se dedicó también a la pintura aunque no se sabe si con éxito. Se dice que era mozo de buen porte y que se casó con doña María Antonieta Pérez de Zúñiga, con quien se había establecido en el sector del Itchimbía.

Sin respetar el prestigio de hombre honrado y artista de altos méritos que adquirió su padre, cayó en el latrocinio y en el crimen. En 1745 se lo acusó de haber acuchillado a Miguel Mejía mientras se hallaba purgando otras penas en el recogimiento de la Recoleta. Dos años después, se le imputó la sustracción de unas joyas del Conde de Selva Florida; y, cuando las autoridades intentaron prenderlo, las atacó a puñaladas; aunque, una vez dominado, fue a parar en la cárcel.

Pero, limando los barrotes y valiéndose de ganzúas, escapó al poco tiempo, en compañía de otros facinerosos con los que volvió a sus fechorías.

Sorprendido nuevamente por la justicia en el robo sacrílego cometido en el oratorio del Conde de Selva Florida, se lo sometió a tortura para que declarase y, encontrado culpable, se pidió para él la pena de muerte. Gracias a gestiones de sus familiares, le fue conmutada la pena capital por la de destierro, que podía cumplirlos en las prisiones de Valdivia, de Panamá o la de la Isla de Piedra, próxima al Callao, durante diez años. Aunque, finalmente, y sin relación con la gravedad de sus crímenes, sólo se lo condenó a recibir doscientos azotes que se los aplicaron públicamente en las calles de Quito. Con esta carrera en el crimen mal podía dedicarse a la honrada tarea de pintar, de modo que prefirió desaparecer del territorio de Quito.


Aviso de Privacidad © 2014 fecit antigüedades. Derechos reservados